Editorial de la Luz de Melilla del 29 de marzo de 2017: Jaque a la corrupción

Miércoles, 29 Marzo 2017
Autor:

Editorial

Jaque a la corrupción

Recibimos con satisfacción el anuncio del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía relativo al envío de refuerzos de recursos judiciales a Melilla con el objetivo de desatascar los casos complejos que se instruyen en algunos juzgados. Un jaque a la corrupción que esperemos que no acabe en tablas por enroque, dicho en términos ajedrecísticos. Esta información, que ha sido refrendada por el Juez Decano de Melilla, Fernando Portillo, ante los micrófonos de Cablemel Media, afecta a dos clases de procedimientos; los relativos a las cláusulas suelo y los de corrupción, supuesta.

En este número de La Luz nos centramos en estos últimos y lo hacemos resumiendo las palabras de nuestro encuentro con Portillo, recogiendo la opinión de todos los partidos políticos y recordando qué casos son los que se desbloquean con la aplicación de esta medida. Destaca la paralización en la que se haya inmerso el Juzgado nº4, donde se instruyen los procedimientos de la Operación Ópera y Tosca, investigaciones de la Policía Judicial de la Guardia Civil que apuntan a la existencia de una supuesta trama en la administración local para amañar contratos públicos. Estos procedimientos, como decíamos, aún están en fase de instrucción pero consumiendo su plazo de prórroga, que en la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim) quedó fijada en 18 meses para “causas complejas” como la que nos ocupa. La cuenta atrás empezó a consumirse en diciembre del 2015 por lo que está previsto que este plazo expire a mediados de año, todo un reto para el juez de Adscripción Territorial asignado a esta tarea. Le deseamos suerte y que esquive los cantos de sirena que buscan cautivar a los recién llegados a la ciudad; son una trampa, que se lo pregunte al anterior juez Decano.
Al ser preguntado por este aumento de recursos, el presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, respondió con una de sus evasivas habituales: cuanta más gente venga a Melilla, mejor, porque eso “da vida a la ciudad”, ya que “para el tema de la corrupción no hace falta”. Es decir, a Imbroda no le importa demasiado que mejore la calidad de la justicia si no que se llenen los restaurantes, como si el juez de Adscripción Territorial viniese a hacer turismo a Melilla. No desaprovechó la oportunidad para señalar a Andalucía y a los ERE’s como foco de la corrupción en España, que ciertamente lo es, pero no en exclusiva. De hecho el PP ha “franquiciado” la corrupción en España siendo además el primer partido político de la historia de nuestro país imputado en una causa de este tipo. Crea cierta perplejidad la actitud de Imbroda ante la pregunta ya que se trata de un responsable político que tiene a más de media docena de adláteres investigados en procesos por supuesta corrupción. Si de verdad cree en la inocencia de los suyos, el presidente debe aplaudir una iniciativa que en este caso agilizaría los procesos archivando todas las causas. ¿O es que acaso hay algún culpable entre los suyos y lo sabe? Afortunadamente, el momento de saberlo está cada vez más cerca.

Limitación de mandatos

Incluimos en este número, a escasos días del Congreso Regional de PP, una nueva oleada del Fotómetro, es decir, el barómetro de intención de voto que elabora la empresa SyM Consulting para Cablemel Media. Los datos de este mes de marzo no distan mucho de los de enero, lo que viene a reafirmar la tendencia a la baja del PP al que se le escapa la mayoría absoluta incluso habiendo absorbido al decadente PPL, la escisión-trampa que ahora lastra a los de Imbroda. En esta oleada hemos aprovechado para preguntar por la limitación de mandatos así como por la compatibilidad de cargos. Llama la atención que la mayoría de votantes del PP (aquellos que en la encuesta han declarado su intención de votar a este partido) se muestra a favor de limitar a 3 los mandatos, algo incoherente con el hecho de que el actual presidente cargue a sus espaldas con la quinta legislatura y se esté postulando para la sexta. Por otro lado, una arrolladora mayoría de los encuestados, el 90%, aboga por la incompatibilidad de cargos, una opinión que comparten tres cuartas partes de los votantes potenciales del PP. Es decir, que el presidente de la Ciudad no debería ejercer otro cargo como el de senador, algo que ocurre en la actualidad. ¿Se puede estar en misa y repicando? Viendo la casi nula actividad de nuestro senador podemos concluir que no.

Top
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más detalles…