Interior sólo reforzará la frontera con seis guardias civiles, según denuncia el PSOE

Martes, 28 Marzo 2017
Autor:
Sabrina Moh califica de "absurdo" que sólo se refuerce la frontera con seis guardia civiles Cablemel Media

La portavoz de la gestora del Partido Socialista de Melilla (PSME-PSOE), Sabrina Moh, ha asegurado que el Ministerio del Interior sólo destinará a la frontera a seis guardias civiles. Un refuerzo que califica de “absurdo” cuando las asociaciones profesionales están pidiendo entre 50 y 100 efectivos para 2017 y hasta 300 para los próximos años.

Los socialistas piden un incremento inmediato de efectivos en la frontera, tanto de guardias civiles como de policías nacionales, y un protocolo de actuación ante la entrada de inmigrantes, del que carecen en la actualidad estos profesionales; protocolo que debe extenderse también a bomberos y sanitarios.

En concreto, según los datos extraídos de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), el Gobierno destinará a tres agentes para cubrir los cuatro pasos con Marruecos y la línea fronteriza,  uno para reforzar el Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS) y dos para el grupo cinológico, el integrado por perros detectores de droga y explosivos.

Recuerda Sabrina Moh que el portavoz socialista de la comisión de Interior en el Congreso, Antonio Trevín, calificó el destino de guardias civiles y policías nacionales en la frontera como uno de “los más penosos, de mayor dificultad y de los más complejos que tienen”.

Por esta razón, el Partido Socialista, al margen del aumento de agentes, ha pedido un “tratamiento singular” para los componentes de estos dos cuerpos de seguridad. Entre las demandas, mayores incentivos, seguridad jurídica para el ejercicio con garantías de su trabajo en la frontera o la presencia de medios tecnológicos, como drones para vigilar el perímetro desde el aire.

Respuesta a Sofía Acedo

Responde Moh también a las declaraciones de la senadora Sofía Acedo, que predecía que la posible derogación de la llamada ‘Ley Mordaza’ podría suponer un gran problema para Ceuta y Melilla porque su entrada en vigor permitió evitar una inmigración irregular. Para la socialista, el argumento es falso. Lo único que ha supuesto, dice, es la vulneración de derechos fundamentales, como el de reunión o el de la libertad de información. Por ello, apunta, que su derogación será buena también para los melillenses. 

Top
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más detalles…