Grandes atascos en Beni-Enzar ante el cierre de Farhana

Lunes, 13 Febrero 2017
Autor:
Imagen de la retención de vehículos en Barrio Chino Cablemel Media

Desde hoy lunes permanece cerrado el paso fronterizo de Farhana, tanto a peatones como a vehículos, debido a las obras de remodelación que se llevan a cabo en el lugar desde el pasado mes de agosto.

El cierre, como se preveía, está provocando grandes atascos en la aduana de Beni-Enzar, único control con Marruecos abierto al pasado de automóviles. Las colas a primeras horas de esta tarde llegaban ya hasta la rotonda de la carretera de Barrio Chino.

El secretario general del Sindicato Unificado de la Policía (SUP), Jesús Ruíz Barranco, considera que estas retenciones se esperaban pero que el cierre de Farhana era necesario ante las dificultades que entrañaban, tanto para el tránsito como para el personal de seguridad, las obras que se están ejecutando.

Recuerda Ruíz Barranco que los agentes sufrían intensos ruidos y grandes cantidades de polvo continuamente, lo que mermaba su capacidad de trabajo y, sobre todo, su salud. De hecho, el sindicato ha venido presentando escritos denunciando la situación ante la Delegación del Gobierno, la Inspección de Trabajo y la Jefatura Superior. Se alegra de que, por fin, tras la presión que ha habido, se le haya hecho caso aunque dice que la medida ha llegado tarde. Recuerda que a los agentes ni siquiera se les ha provisto de cascos para soportar el ruido.

Acsemel

Ante el cierre de Farhana, la Asociación de Comerciantes de Melilla (Acsemel) había pedido al delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, que habilitara hasta cuatro carriles de salida hacia Marruecos para descongestionar el incremento de tráfico que se preveía; sin embargo, -se queja- se han habilitado sólo tres. El presidente de esta asociación, Abdeselam Mohamed, expresa su malestar ante Cablemel Media por la reducción de ventas que van a sufrir los comerciantes mientras duren las obras de Farhana. De hecho, explica, el crecimiento en el tránsito de vehículos experimentado en los últimos meses se ha debido a la medida de la Delegación de sólo permitir el transporte de la carga que quepa en los maleteros, lo que obliga a que cada coche efectúe más viajes para pasar toda la mercancía prevista. Ahora, dice, con este cierre la situación va a empeorar mucho más. 

Top
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más detalles…