Trabajadores de Eulen denuncian que se sienten acosados por la empresa

Lunes, 13 Marzo 2017
Autor:
Fallo de la sentencia dictada por el juzgado de lo Social contra Eulen Cablemel Media

Cinco trabajadores del departamento de mantenimiento de Eulen denuncian que se sienten acosados por el jefe de productos, Víctor Ramírez. Aseguran que no cobran los atrasos que les corresponden - pese a haber sentencia judicial firme-, y sufrir represalias por no ceñirse a las arbitrariedades de su jefe.

En declaraciones a Cablemel Media, los cinco trabajadores afectados por esta situación afirman que antes de la llegada de Ramírez no había ningún problema en la empresa.

 Según narra Said Mohamed Al-Lal, la conflictividad surgió en 2014 cuando Eulen pierde el contrato con el Ministerio de Defensa para el mantenimiento de los cuarteles de la ciudad. Fue entonces, dice, cuando “quiso reducirnos la jornada laboral a la mitad”, manteniendo sólo las reparaciones en las islas y peñones. Tras dos meses de litigio, los trabajadores consiguieron mantener las ocho horas de trabajo.

La conflictividad vuelve a surgir en 2016 al ganar el concurso de atención a las islas de soberanía nacional la empresa almeriense Sunkatel. Es entonces cuando Víctor Ramírez intenta obligar a sus empleados a trabajar el 50 % para Eulen y la otra mitad de la jornada para Sunkaltel, según narran los afectados y ratifica el Juzgado de lo Social. Los empleados se niegan, aduciendo que, debido a la lejanía del puesto de trabajo sería muy complicado respetar los horarios puesto que suele ser frecuente que surja alguna contingencia relacionada con la situación meteorológica o con reparaciones de última hora. Ante la negativa, Eulen decide reducirles el sueldo a menos de la mitad, una situación que se prolonga durante casi ocho meses.

Tras denunciar el caso en Magistratura, los demandantes han conseguido una sentencia favorable que obliga a la empresa a abonarle los atrasos por las cantidades no cobradas durante casi todo el año 2016. Considera la sentencia que estos trabajadores no estaban obligados a repartir su jornada laboral entre las dos mercantiles.

Eulen, no sólo no ha pagado aún estos atrasos, sino que ha vuelto a reducir el sueldo a estos cinco empleados de mantenimiento después de haberlo tenido regularizado durante dos meses. La razón responde a la negativa de estos trabajadores a viajar a las islas una vez que Eulen ha recuperado el contrato con Defensa en enero. Afirman que no están obligados a desplazarse ya que el puesto de trabajo no se encuentra en el área geográfica de Melilla y este tipo de desplazamiento tiene que tener siempre carácter voluntario.

Said Mohamed denuncia que la situación en la empresa es un “calvario”. Asegura que Víctor Sánchez no se sienta a negociar con los trabajadores y que los incumplimientos de contratos y la negativa a pagar las horas extras son habituales en Eulen desde la llegada de este señor.

Un exempleado, Abdelkader Mohamed, denuncia también a esta redacción que estuvo seis meses sin cobrar las horas realizadas en una franquicia del centro de Melilla hasta que se negó a soportar esta situación. Cuando pidió al responsable de Eulen que le abonase lo que le debía, la respuesta de Víctor Ramírez fue: “¿quién te ha dicho que no te pago? Tus horas están ahí en el ordenador”. El caso es que este oficial asegura que nunca vio su dinero. Tampoco ha podido volver a la empresa al solicitar su reingreso tras cumplir una excedencia.

Top
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más detalles…