Continua la maldición del Ciutat de Castello

Viernes, 07 Abril 2017
Autor:
Los azulinos se complican el factor cancha de cara al playoff Cablemel Media

El Melilla Baloncesto sigue sin saber lo que es ganar el Ciutat de Castelló. Este viernes cayó por 77-64 en un mal tercer cuarto que hizo al equipo ir contracorriente en el tramo final del encuentro. El jugador más destacado de los melillense fue Oliver Arteaga con 15 puntos.

El partido comenzaba con el capitán azulino Eloy Almazán liderando al equipo, bien secundado en la pintura por Oliver Arteaga, por quien se canalizaba todo el ataque de los melillense. Este le llevaría a conseguir las primeras rentas en el marcador (2-9) cuando apenas habían transcurrido cuatro minutos de partido. Busma era el único que contestaba al Decano, pero lo hacía de una manera impecable con ocho puntos en ese inicio de partido, que les valía a los locales para ponerse por delante. Melilla Baloncesto no encontraba el acierto necesario en ataque, aún así, conseguía retomar el mando con un triple de Sanz, pero nueve segundos estelares de Chema García en este primer acto, con triple de medio campo incluido, daba la victoria parcial momentánea a los castellonenses (20-17).

A pesar la canasta de Nguirane con la que comenzaba el segundo cuarto, Melilla Baloncesto estaba mucho más metido en partido y, sobre todo, mucho más acertado desde la línea de triple, endosando un 0-7 de parcial que obligaba a Toni Ten a para el encuentro con 22-27 en el marcador y casi siete minutos de primera parte. Un gran trabajo de Oliver Arteaga, omnipresente en el juego ofensivo azulino, mantenía el colchón de cinco puntos a favor del Decano (25-30) mediado este segundo periodo. La aparición de Faner dio de nuevo alas a los suyos para llegar al descanso con tablas en el electrónico (38-38).

El paso por vestuario no sentó nada bien a los de Alejandro Alcoba, que veía como TAU Castelló cerraba las vías de anotación, especialmente la interior. En defensa tampoco se encontraban los de la Ciudad Autónoma que veía como los locales conseguían marcharse pasado la mitad de este tercer cuarto (49-40). Melilla Baloncesto reaccionaba tímidamente con el acierto exterior de Pablo Almazán, quien con dos triples consecutivos reducía la diferencia de tres puntos (51-48, min. 27). Pero ahí quedó. Los de Toni Ten comenzaban a sentirse cada vez más cómodos e imponiendo su juego para marcharse con un colchón de diez puntos (58-48) al último cuarto.

Más de dos minutos estuvieron sin anotar ambos equipos al inicio del cuarto periodo. El Decano en zona conseguía frenar el ímpetu local, pero los de Alejandro Alcoba se topaban una y otra vez con un Nguinare que no permitía encestar la bola en el aro castellonense (60-52, min. 34). Llegaba un intercambio de canastas, donde los melillenses no conseguían recortar, e incluso en los instantes finales, con los azulinos a la desesperada, esta aumentaba hasta el marcar máxima de partido con el definitivo 77-64 con el que acabo el encuentro.

Top
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más detalles…